miércoles, 29 de enero de 2020

Celebrado el Día del Docente 2020 en el Parlamento de Cantabria


El Día del Docente 2020, acto dedicado a reconocer el trabajo de los profesores y profesoras jubilados el último curso en esta región por parte de la Consejería de Educación, Formación Profesional y Turismo, se ha celebrado en el Parlamento de Cantabria el martes 28 de enero.
El homenaje se ha hecho extensivo a los alrededor de 10000 profesores que trabajan en la enseñanza en Cantabria, y ha estado presidido por Miguel Ángel Revilla, presidente de Cantabria; Joaquín Gómez, presidente del Parlamento de Cantabria; y la consejera de Educación, Formación Profesional y Turismo, Marina Lombó.
En primer lugar, intervino el presidente del Parlamento, Joaquín Gómez, que señaló, entre otras cosas, que "el hombre no es más que lo que la educación hace de él". A continuación, Miguel Ángel Revilla, presidente de Cantabria, puso de manifiesto que la educación es el principal problema de la humanidad y, también, su orgullo de pertenecer, por sus vínculos familiares, al mundo de la educación; para acabar dando las gracias a los docentes por contribuir con su trabajo a hacer una sociedad mejor.
El momento central del acto, y tras la proyección del video realizado por el CRIEME de Polanco Testimonios que encabeza esta noticia, fue el reconocimiento público a la labor docente de los profesores y profesoras jubilados, que fueron subiendo al escenario para recibir el cariñoso aplauso de los asistentes y recoger una pieza de joyería realizada por la Escuela de Arte Roberto Orallo de Puente San Miguel y los libros Vidas Maestras 2019, elaborado desde el CRIEME de Polanco, y La ira del insecto, de Antonio J. Ruiz Munuera, Premio de Novela Corta José María de Pereda del Gobierno de Cantabria.
La directora general de Innovación e Inspección Educativa, Mercedes García, presentó a continuación a Nélida Zaitegi, maestra, pedagoga y actual presidenta del Consejo Escolar de Euskadi, que en su intervención, a partir de citas de pensadores de diferentes épocas, puso de relieve cómo la educación es necesaria para vivir y para ser felices, en el sentido más profundo de este último término.
La última de las intervenciones fue la de la consejera de Educación, Formación Profesional y Turismo, Marina Lombó. En ella, calificó como "pieza fundamental de la sociedad" a los docentes en estos "tiempos de incertidumbres", realizando un llamamiento para que desde las administraciones públicas “sigamos trabajando para colocar al docente donde ha de estar, en el centro, y solo por detrás del alumno, en el sistema educativo”.
El acto estuvo amenizado con la intervención musical de alumnos y profesores del Conservatorio Profesional de Música de Torrelavega.